EL PATHOS DE LA DISTANCIA

Loading...

miércoles, 29 de enero de 2014

HOMENAJE A JOSÉ EMILIO PACHECO
Nos hacen falta poetas como él ahora más que nunca







Indeseable

No me deja pasar el guardia.
He traspasado el límite de edad.
Provengo de un país que ya no existe.
Mis papeles no están en orden.
Me falta un sello.
Necesito otra firma.
No hablo el idioma.
No tengo cuenta en el banco.
Reprobé el examen de admisión.
Cancelaron mi puesto en la gran fábrica.
Me desemplearon hoy y para siempre.
Carezco por completo de influencias.
Llevo aquí en este mundo largo tiempo.
Y nuestros amos dicen que ya es hora
de callarme y hundirme en la basura.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Ojo con tu ojo

El 14 de novirmbre del pasado año, Esther Quintana, mujer de 42 años, recibió el impacto de una pelota de goma por parte de "Els Mossos d'Esquadra" en la Huelga General en Barcelona. Perdió un ojo debido a dicho impacto.

La mirada crítica y reflexiva parece ser una amenaza para el poder gobrenante. La alteridad revierte la ausencia de uno mismo al reflejo de miles de personas indignadas por el panóptico de la sociedad desde el gobierno. La sociedad desde el interés de la lógica de mercado. La democracia bajo el yugo de la retórica, el miedo y la ignorancia.

Se habla mucho de terrorismo en las últimas décadas y se persigue policial, judicial y moralmente. Pero, según la Real Academia Española de la Lengua la acepción de terrorismo es "dominación por el terror"; a saber: lo que ocurre cada vez que el pueblo sale a la calle a defender su propia voz y sus derechos democráticos y constitucionales.

¿Cuántos ojos habrá que perder buscando nuevos horizontes?
¿Cuántos "antisistema" tendrán que detener para que la dominación por el terror que ejerce el gobierno nos calle a palos y nos deje tuertos, y así no poder ser quienes somos en la mirada de otro, acaso un pueblo entero?

Ojocontuojo

miércoles, 22 de febrero de 2012



VUELVE A ESTAR DE MODA EL MORADO ESTA PRIMAVERA.

YA PUEDES IR A LA ÚLTIMA TAN SÓLO CON SALIR A RECLAMAR TUS DERECHOS.


martes, 21 de febrero de 2012

Nuestra querida España

               La desafección política está cada vez más presente en la sociedad española. ¿Quién se cree ya algo de nuestra democracia? ¿De nuestro sistema de votos? ¿De nuestra partida de tenis en la que todos los ciudadanos estamos viendo la pelota de un campo a otro en un juego interminable, que no es más que cortina de humo? Mientras apostamos por que gane uno u otro viendo cómo se desarrolla nuestro modelo de democracia representativa, viendo pasar las pelotas de un lado a otro de la red que separa a la sociedad, enfrentada por ideologías obsoletas; simulacros, que mantienen la diferencia necesaria entre las personas, entre el pueblo, para que no sea capaz de reagruparse y saltar al campo a hacerles tragar un poco del absurdo con el que nos entretienen. Mientras tanto, el poder policial consigue fuerza con la escusa del miedo, de la seguridad ciudadana. Infección provocada por los medios de comunicación en manos del imperio global que reina sobre nuestras cabezas de engranaje social. Bien, y ahora, ¿quién nos protege de ellos? ¿Quien nos proporcionará la seguridad necesaria cuando salgamos a al calle a reclamar nuestros derechos como ciudadanos libres? Si es que acaso somos libres para pronunciar una carcajada, al menos. Porque si esto es democracia, si Franco levantara la cabeza, él si que reiría a gusto.
                Llegó el momento en el que el pueblo vota por botar, por hacer algo. Ahora la izquierda; ahora la derecha. Todo sigue igual, cambiemos de nuevo... pero esto se alarga y se alarga de manera tan indecorosa que el absurdo cae por su propio peso. Y seguimos pagando y pagando impuestos, multas, retenciones salariales... Ya incluso pagamos y pagamos sin tener, al menos, trabajo, un sueldo digno. Pagamos hasta sin dinero. No sabemos con qué pagamos ni qué pagamos, pero seguimos pagando. Si por un momento alguien levanta la cabeza y dice: ¡oigan! ¿Pero qué estoy pagando y porqué para esto y no para lo otro? Entonces, porrazo en la cabeza y siga usted circulando que entorpece el paso de la democracia.
               Desde luego, habría que establecer de nuevo los límites entre la democracia y la autocracia, parece que nos hemos olvidado del significado de cada uno de los términos. La desafección política reina en la sociedad española y no sabe si es una infección vírica o bacteriana, si quiera si hay vacuna para tal enfermedad mortal. Pero, como todas las enfermedades, si no conviene, debido a los intereses económicos comprometidos, nunca sacarán a la luz el antídoto que nos devuelva la utópica salud social, a saber: la participación del pueblo en la vida política; el gobierno compartido; la defensa de los derechos humanos... la LIBERTAD.


lunes, 30 de enero de 2012

Alteridad

Siempre es necesario tomar precauciones, sobretodo cuando uno no sabe nada, sobretodo cuando uno no sabe si quiera nada. Toda precaución es poca, la alteridad se torna algo indescifrable ante los rostros bajo la ausencia de reflejo en una pantalla de ordenador. Las miradas a los ojos son un género caro en el mercado de los contactos sociales, nadie está dispuesto a no tomar las necesarias distancias entre  una y el otro, toda precaución es poca cuando no se sabe nada y una maraña puede girarte la cara de improviso o una certeza atravesarte la garganta hasta el esófago... Quizá este sutil contacto entre tú y yo sea lo único a lo que podamos aspirar, querida/o otra/o, entrañable alteridad... Quizá sea una precaución innecesaria ante lo que resulta evidente: No estás sola. No estás solo.

Quizá, tanta precaución tan sólo sirva para convertirnos en un antiséptico contra el otro. Una voz en of sin identidad, como tú mi querida alteridad; mi entrañable lector/a que me estás percibiendo ahora mismo, bajo la ausencia de reflejo en tu pantalla de ordenador.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Extraña sinfonía

Anoche soñé con el sonido de tu cara.

Delicada se mecía.


Suenas incomprensible,

como un espejo roto en el suelo,

como un desfile de trompetistas sordos,

suenas como solo los colores saben.


Este es tu canto.

Sinfonía nocturna de geometrías extrañas.


Quiero comprenderte,

comprender tus silencios,

adentrarme en el hueco que generas

cuando te tocas el pelo,

cuando miras al fuego,

cuando no piensas en nada.


Anoche distinguí tu sonido entre el viento,

te reconocí cuando la luz te dio en cara,

cuando sonó la extraña sinfonía.

Que inmensa eres

cuando meces el tiempo,

cuando miras el fuego y suena tu mirada.


David Rey

De vuelta

Hola a todos,
hace ya mucho que no escribo en este blog y he decidido volver a participar en el. Espero tener cada vez más continuidad, aportando un poco de mis entrañas, poder compartir con vosotros las úlceras que produce en mí el pensamiento intempestivo.

David Rey