EL PATHOS DE LA DISTANCIA

Loading...

viernes, 4 de junio de 2010

Solo aspiro a más


Solo cuando las noches alicatan mis entrañas
escucho el silencio de los engranajes del tiempo,
entonces,
el negro mate que pinté en la suela de mis zapatos
aspira a más.

Cambié mi tono vital por una canción en el suelo de tu cocina,
pero siempre aspiro a más.

Arranqué mi piel por un pellizco,
pero siempre aspiro a más.

Diluí el color de mi ropaje
para dejar rastro de mi insistencia;
el brillo de mi paleta
espera en una botella de aceite.

Ahora,
no me comprenden más
que los pasos que no he dado;
me refugian estéticas
ensoñadas en resacas
pasadas por agua.

Ahora,
sólo camino
entre pasos
que siempre aspiran a más.

Sólo camino.

El vacío no comprende su situación;
sólo aspira a más.

Escucho el silencio de los engranajes del tiempo,
busco aquel minuto que fue hora y aquella hora que quiso ser vida;
Solo, recorro el tiempo que aún se curva sobre mi espalda.
El tiempo, que está vacío,
vacío que siempre aspira a más.
Davidrey

2 comentarios:

  1. Pablo, hasta aquí he llegado a leerte y dejarte la huella de mi paso.
    Este poema tiene sentido y sensibiliad: Siempre debemos aspirar a la belleza grandiosa del vivir, a vivir plenamente sin temor.
    Un fuerte abrazo.
    María.(Macarena).

    ResponderEliminar
  2. Gracias María,
    soy David el otro colaborador del blog, hacia ya tiempo que no participaba, espero participar con más asiduidad.
    Me alegro que te gusten mis textos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar