EL PATHOS DE LA DISTANCIA

Loading...

sábado, 29 de mayo de 2010

Perdido entre líneas

Corriendo; corriendo, me doy cuenta de que mis piernas son de plástico. Entonces, pierdo el equilibrio y, en un giro no intencionado, me transformo en un suspiro; poco a poco me elevo al olimpo de los desengaños, junto a otros suspiros, alborotados y desconcertados. Ya casi sin respiración alguien abre el tapón y caemos sin más por el vacío de una mirada sombría. Por un poro de la pupila me escapo, cayendo a plomo en un bloc de notas de un loco que, poseído, está escribiendo estas líneas desesperadamente; confundido, me pierdo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario